Captación de aguas residuales:

Las aguas del Interceptor Salitre son desviadas a la planta a través de una compuerta de 5 metros de altura y pasa a un primer proceso de cribado, es decir, por un sistema de rejas gruesas, retienen residuos de gran tamaño que vienen en el agua residual.

Petratamiento:

Una vez libre de basuras, el agua residual pasa de 7 a 12 minutos por un proceso de extracción de arenas y grasas en tres canales abiertos aireados, para lo cual se realiza la inyección de aire, de manera que la grasa flote y la arena sea sedimentada en el desarenador.

Dosificación:

Al ser un tratamiento químicamente asistido, se emplea el uso de químicos coagulantes y floculantes para agrupar otros residuos que no pueden ser removidos por los sistemas de cribado, ni por los procesos de extracción de grasas y arenas.  Los químicos mejoran el proceso de sedimentación, cumpliendo con las remociones establecidas por la Licencia Ambiental.

Decantación Primaria:

El tratamiento continúa en ocho tanques sedimentadores.  En ellos, el agua permanece cerca de 3 horas y media para que las partículas que aún flotan en el agua se sedimenten. Las partículas sedimentadas conforman el lodo primario, el cual contiene gran cantidad de materia orgánica y es llevado a través de estaciones de bombeo a los tanques de espesamiento.

Medición agua tratada:

El Agua tratada es conducida a través de Canales de medición  los cuales cuentan con diversos sistemas de instrumentación para medición del caudal tratado.