Espesamiento:

Los lodos primarios resultantes de la sedimentación pasan a dos tanques de espesamiento, en los cuales se busca aumentar la concentración del lodo, mediante la extracción del agua a través de agitadores sumergidos. El agua obtenida del espesamiento, retorna a la cabeza del proceso, para ser nuevamente tratada.

Digestión:

* El lodo espesado es llevado a los digestores, en los cuales permanece entre 17 a 22 días a una temperatura de 35 grados centígrados, produciéndose un proceso de digestión anaerobia o estabilización biológica. Los procesos biológicos ocurridos producen biogás, el cual está compuesto por gas metano, dióxido de carbono y agua.

* Una parte del gas es usado en el calentamiento de los lodos a los 35 grados centígrados necesarios para llevar a cabo el proceso de digestión.  El calentamiento se realiza con agua a 55ºC proveniente de (2) calderas de que consumen biogás o ACPM.

* Diariamente se calientan en promedio 11000 m3 de lodos. El gas restante de este proceso se almacena en un gasómetro y finalmente quemado en una chimenea (TEA) para reducir la contaminación del aire.

Deshidratación:

Para terminar el proceso de tratamiento de los lodos, éstos pasan a través de un sistema de filtros tipo banda, donde son deshidratados, extrayéndoles el agua que aún puedan contener. El agua resultante de cada etapa del tratamiento vuelve a cabeza del proceso para ser tratada.

Transporte y disposición de Biosólido:

El resultado del tratamiento de lodos es el biosólido, el cual es considerado como abono orgánico. La PTAR El Salitre extrae, aproximadamente, 4.950 toneladas mensuales de biosólido, lo que significa que con ello se evita que 59.400 toneladas de biosólido sean depositadas en el Río Bogotá cada año. El biosólido es usado actualmente como material de cobertura en zonas degradadas (predio El Corzo)