El proyecto contempla actividades de mantenimiento silvicultural y adaptativo (plateo, biofertilización, tutorado, podas (formación, aclareo, estabilidad)) y control, manejo y/o disposición final adecuada de especies vegetales invasoras (retamo espinoso y liso, enredaderas, entre otras);  integrando el mantenimiento de senderos tenemos el retiro de arbolado caído, corte de césped, construcción y/o adecuación de estructuras como puentes, miradores y escalinatas para evitar accidentes a los transeúntes.

Así mismo, se contempla la instalación de viveros para la propagación y siembra de especies vegetales nativas, adecuación de huertas, manejo y producción de compostaje, limpieza de estructuras hidráulicas como canaletas y cajas de inspección, instalación de cerramientos y rehabilitación de suelos afectados por la explotación minera mediante la instalación de biomantos.

Las actividades optimizan ecológicamente el ecosistema con el fin de conservar los bienes y servicios ambientales que ofrecen como la conservación de biodiversidad, mantenimiento de la conectividad ecológica (EEP), diversidad paisajística y embellecimiento escénico de la ciudad, y oferta biofísica para la recreación y educación ambiental.